1 jul. 2009

CARRA ABIERTA A D. ÁLVARO YBARRA PACHECO

Estimado Sr. Ybarra:

¿Estimado, dije? Pues sí, porque ante todo, educación y respeto, cosa de la usted parece carecer.

Como supondrá le escribo (como tanta gente) en relación a su articulito de marras en el que insulta a Mar Cambrollé. Y digo bien, insultar, porque cuando uno llama a alguien algo que NO es (al margen de pensamientos o creencias personales), está insultando y mintiendo, cuando no calumniando si lo hace públicamente(hechos estos que pueden ser constitutivos de delito, como bien sabrá).

No me extenderé mucho. Simplemente le diré que quien siembra viento recoge tempestades y que el tiempo es ese juez implacable que acaba poniendo a cada uno en su sitio.

Ideas políticas y morales al margen, lo primero que se debe tener, y más en un medio de comunicación de masas, es RESPETO hacia las personas y/o temas tratados, al margen de la tan ansiada pero utópica imparcialidad. ¿No estudió eso en la carrera de periodismo? ¿No le hablaron de los "libros de estilo" y demás?. Ya no pido comprensión, ni siquiera tolerancia, conceptos muy difíciles de obtener de ciertas mentes obtusas... Pero RESPETO es lo mínimo.¿Qué le parecería a usted, que sin serlo, alguien le llamara cornudo (por poner un ejemplo), o algo más hiriente para usted, homosexual? ¿A que no le gustaría un pelo? Pues a ELLA, porque es ELLA, lo quiera usted o no, lo entienda usted o no, no le hace gracia (como a ninguna de nosotras, dicho sea de paso), que le traten como lo que NO siente ser, que para algo existen los diagnósticos OFICIALES, expedidos por MÉDICOS COLEGIADOS OFICIALES, que diagnostican la DISFORIA DE GÉNERO. ¿Tengo que explicarle lo que significa DISFORIA DE GÉNERO o ya se ocupa usted de acudir a sus propias fuentes?

Ya me despido, no sin antes exigirle una RECTIFICACIÓN PÚBLICA y petición de perdón a MAR, y deseando, aunque esto ya es harina de otro costal, una pronta y radical APERTURA MENTAL, que el siglo XVIII ya hace cierto tiempo que pasó...

Atentamente: Sara Sofía Segovia.

No hay comentarios: